Balenciaga y la alta costura en Barcelona

Barcelona jugó un papel determinante en el desarrollo de la alta costura en España desde principios del siglo XX. A pesar de la incuestionable capitalidad internacional de París en el mundo de la moda, Barcelona pronto se convertiría en punto de referencia como productor de costura de primera calidad gracias al buen hacer de los modistos catalanes y su conexión directa con París, así como a la boyante industria textil catalana y la impecable labor de las escuelas industriales.

La consolidación de la de la costura barcelonesa llegó con el establecimiento de Pedro Rodríguez  en 1919, la apertura de una sucursal de la reputada casa parisina Lanvin en 1920 y la Exposición Internacional de 1929 y la posterior organización de las convocatorias de la Exposición del Arte del Vestir y Salón de Creaciones iniciadas a partir de la primavera de 1935. Cristóbal Balenciaga se estableció en la ciudad condal ese mismo año, situándose inmediatamente como uno de los principales modistos de alta costura en España. La guerra civil truncó sus planes, al tiempo que le proporcionó  la ocasión de dar el salto definitivo y establecerse en París. 

Balenciaga retomó la actividad de sus casas en San Sebastián, Madrid y Barcelona tras el fin de la guerra, al igual que la costura catalana que daba un paso mas en su afianzamiento con la creación en 1940 de la Cooperativa de Alta Costura, organización liderada por cinco grandes modistos basados en Barcelona: Pedro Rodríguez, Manuel Pertegaz, Asunción Bastida, Santa Eulalia y El Dique Flotante. 

La exposición Balenciaga y la alta costura en Barcelona se propone mostrar el desarrollo y eclosión de esta época dorada de la moda en la capital catalana, así como la  esencial contribución de Cristóbal Balenciaga a dicho fenómeno, a través de una cuidada selección de piezas de la colección Antoni de Montpalau y la Fundación Cristóbal Balenciaga Fundazioa. Además del trabajo de Balenciaga, piezas representativas de la creación de Pedro Rodríguez, Asunción Bastida, Manuel Pertegaz, Carmen Mir, Santa Eulalia  y El Dique Flotante, entre otros, mostrarán la calidad de la costura barcelonesa y el determinante influjo del modisto de Getaria en las mismas.

* Se trata de una producción de la Fundación Cristóbal Balenciaga Fundazioa, en colaboración con la Colecciò Textil Antoni de Montpalau.

Comisario: Josep Casamartina, historiador, crítico de arte y director de la Colecciò Textil Antoni de Montpalau.
Colabora Banco SabadellGuipuzcoano